las acciones blue chip

¿Qué es una acción Blue-Chip?

El término Blue Chip se aplica a las acciones de una compañía grande, bien establecida y financieramente sólida que ha operado durante muchos años. Una acción Blue Chip generalmente tiene una capitalización de mercado de miles de millones, generalmente es el líder del mercado o una de las tres principales empresas de su sector y, en la mayoría de los casos, es un nombre familiar. Algunos ejemplos de acciones Blue Chip son IBM Corp., Coca-Cola Co. y Boeing Co.

Descripción de las acciones Blue Chip

Si bien los pagos de dividendos no son absolutamente necesarios para que una acción se considere como una Blue Chip, la mayoría de estas acciones tienen un largo historial de pago de dividendos estables o crecientes. Se cree que el término se deriva del póker, donde las fichas azules (blue chips) son las fichas más caras.

Una acción Blue Chip generalmente es un componente de los índices bursátiles de mayor reputación del mercado, como el Dow Jones Industrial Average, el Standard & Poor’s (S&P) 500 y el Nasdaq-100 en los Estados Unidos, el TSX-60 en Canadá o el índice FTSE en el Reino Unido.

El tamaño de una empresa para ser elegible para ser calificada como acción Blue Chip está abierto a debate. Un punto de referencia generalmente aceptado es una capitalización de mercado de $5 mil millones, aunque los líderes del mercado o del sector pueden ser empresas de todos los tamaños. En realidad no existe una directriz específica para determinar qué tipo de compañía califica fuera de enfocarse en compañías de gran capitalización y mediana capitalización de mercado que están bien establecidas en sus industrias, como los ejemplos antes mencionados.

Como resultado de su fortaleza fundamental, las acciones Blue Chip también son acciones populares para invertir. A continuación explicamos porque.

¿Porque las acciones Blue Chip son populares entre los inversores?

Las acciones Blue Chip suelen ser empresas estables.

Si bien es posible que las acciones Blue Chip no estén creciendo tan rápido como las nuevas compañías exitosas de Silicon Valley, su estabilidad y poder de permanencia es un atractivo para los inversores de todas las tendencias.

Estas empresas a menudo han liderado sus industrias durante décadas, si no más. Han prosperado en tiempos de bonanza y emergieron más fuertes de los tiempos difíciles. Sus productos son reconocidos y valorados por los clientes que atienden.

Las ventajas de las acciones Blue Chip también se reflejan en sus estados financieros. Las Blue Chip a menudo tienen mejores márgenes de beneficio que sus competidores, como resultado de tener una marca fuerte, poder de fijación de precios y economías de escala. Sus balances generalmente son gigantes y están bien administrados, lo que les da acceso a capital de bajo costo del mercado de bonos y otras fuentes.

Las acciones de Blue Chip son acciones populares para invertir para obtener dividendos

Las acciones Blue Chip suelen pagar dividendos atractivos, como consecuencia de su solidez financiera y estabilidad. Un dividendo constante es una fuerza poderosa a largo plazo si esos dividendos se reinvierten.

Por ejemplo, el rendimiento promedio de dividendos de las 30 acciones Blue Chip en el Dow Jones Industrial Average fue del 2.59% para el 16 de junio de 2016. Ese rendimiento es mayor que el rendimiento promedio del S&P 500 de 2.16% y el rendimiento promedio de 1.55% del índice de acciones de baja capitalización Russell 2000.

Con el tiempo, los dividendos más altos pueden traducirse en un aumento significativo en las ganancias. Utilizando nuevamente los tres índices, el gráfico a continuación muestra que en los últimos 10 años, el Dow ha superado tanto al S&P 500 como al Russell 2000 en términos de rendimiento total. Los rendimientos totales tienen en cuenta la apreciación del precio de las acciones más los dividendos reinvertidos.

Rendimiento de acciones Blue Chip

No es coincidencia que los rendimientos totales, que tienen en cuenta la apreciación del precio de las acciones más los dividendos reinvertidos, coincidan con los rendimientos relativos de dividendos de cada índice.

¿No ha decidido en que acciones Blue Chip invertir? Compre un ETF que contenga estas acciones

A pesar de su tamaño, edad y estabilidad, no hay garantía de que una acción Blue Chip individual continúe su dominio en el futuro. La crisis financiera y la gran recesión en 2008 y 2009 llevaron a la bancarrota a varias compañías Blue Chips establecidas, y casi llevaron a la quiebra a muchas más.

Para aprovechar verdaderamente el potencial a largo plazo de una acción Blue Chip, tiene sentido diversificar sus inversiones mediante una cartera de acciones de primera clase. Al diversificarse, se protege del riesgo de que una sola empresa caiga en tiempos difíciles al invertir también en otras acciones Blue Chips de diferentes industrias.

Una de las maneras más fáciles de lograr esto es invirtiendo en un ETF de bajo costo que tenga acciones Blue Chips. Existen numerosas opciones en el mundo de los ETF para aumentar su exposición a las acciones de primera clase, desde los fondos que dan seguimiento directamente al Dow Jones u otro índice de gran capitalización, hasta fondos más específicos que dan seguimiento a las acciones del Dow Jones con dividendos atractivos, grandes empresas en cualquier sector o acciones de alta capitalización de mercado y con una volatilidad históricamente baja. Incluso hay ETF disponibles que se centran en el crecimiento, el valor y otras estrategias de inversión en el mundo de las acciones Blue Chip.

Ya sea que esté buscando diversificar su cartera de acciones blue chips o simplemente desea una forma fácil de aumentar su exposición en acciones de alta capitalización, un ETF de bajo costo que incluya acciones blue chips es una gran opción.

La seguridad de las acciones Blue Chip

Si bien una empresa Blue Chip puede haber sobrevivido a varios desafíos y ciclos de mercado, lo que hace que se perciba como una inversión segura, este no siempre es el caso. Las quiebras de General Motors y Lehman Brothers, así como de algunos de los principales bancos europeos durante la recesión mundial de 2008, son una prueba de que incluso las mejores empresas pueden tener dificultades durante períodos de estrés extremo.

Acciones Blue Chips como parte de una cartera de inversión más grande

Si bien las acciones Blue Chip son apropiadas como activos para su uso como inversiones principales dentro de una cartera de inversión más grande, generalmente no deberían ser la cartera completa. Una cartera diversificada usualmente contiene algo de inversión en bonos, efectivo y acciones de otros tipos. Dentro de la asignación completa de la inversión en acciones en una cartera, un inversor debería considerar también invertir en acciones de capitalización de mercado media y baja. Los inversores más jóvenes generalmente pueden tolerar el riesgo de tener un mayor porcentaje de sus carteras en acciones, incluidas las blue chips, mientras que los inversores más antiguos pueden optar por centrarse más en la preservación del capital a través de mayores inversiones en bonos y efectivo.