Si ha estado operando en los mercados por un período de tiempo prolongado, definitivamente ha escuchado sobre las formaciones chartistas o patrones gráficos de precios, como también se les conoce, y su importancia en el análisis técnico. Si desea obtener más información sobre estas formaciones de precios y sus señales correspondientes para operar, este artículo le proporcionará un punto de partida para aumentar su conocimiento sobre el trading con los patrones gráficos más conocidos. 

A continuación definiremos qué son las formaciones chartistas, cuáles son sus tipos y cómo se usan para encontrar señales de alta probabilidad.

¿Qué son las formaciones chartistas?

Las formaciones chartistas son patrones gráficos de acción del precio que tienen una probabilidad arriba del promedio de generar un movimiento del mercado en una dirección particular.

Son formaciones de precios repetitivos que se pueden encontrar en todos los mercados y marcos de tiempo y obedecen a otra de las premisas del Análisis Técnico: “El mercado tiene memoria y la historia se repite”.

Cuando se forman ofrecen pistas importantes para los operadores de acción del precio que utilizan el análisis técnico de gráficos en su proceso de análisis y toma de decisiones  Cada patrón gráfico tiene el potencial de impulsar el precio en una dirección determinada y originar un nuevo movimiento. Debido a esto, a través de estas formaciones es posible determinar con una cierta fiabilidad hacia donde se va a dirigir la evolución del precio. Por lo tanto, los operadores de Forex y otros mercados tienden a buscar formaciones chartistas para tratar de predecir  las próximas oscilaciones de precios. Por supuesto que no tienen un 100% de fiabilidad, simplemente indican una pauta acerca de lo que el mercado puede hacer.

Además, hay algunas figuras que tienen un grado mayor o menor de fiabilidad en comparación con las otras, por lo cual se recomienda cautela en su utilización. Así mismo, deben combinarse con otras herramientas de análisis como indicadores técnicos entre los que podemos mencionar los osciladores, indicadores de tendencia, volumen, etc. El punto es que no debemos basar nuestras decisiones únicamente en una formación chartista y debemos emplearla sobre todo como una señal de que algo puede ocurrir en el mercado.

Estos patrones se producen porque los mercados no cambian de dirección de forma repentina. El cambio de sentimiento suele tardar tiempo en producirse. Es así como estas figuras permiten confirmar los cambios de tendencia y determinar y fijar niveles de precios objetivo. 

Tipo de formaciones chartistas

Los patrones gráficos de precios se dividen en grupos según la posible dirección que el precio puede tomar a partir de la formación. Existen tres categorías principales de patrones en el análisis de formaciones chartistas:

Formaciones de cambio de tendencia

Las formaciones de inversión de la tendencia aparecen al final de una tendencia alcista o bajista e indican que existe una probabilidad arriba del promedio de que el mercado cambie de dirección. Generalmente implican un cambio de tendencia o al menos una fuerte corrección contra la tendencia existente hasta ese momento. Si se observa la formación de uno de estos patrones cuando el precio está en tendencia, en la mayoría de los casos el movimiento del precio se revertirá con la confirmación del patrón.

En otras palabras, las formaciones gráficas de inversión indican que la tendencia actual está a punto de terminar y que un nuevo movimiento contrario está en camino de desarrollarse.  Las formaciones de este tipo más conocidas y usadas son las siguientes:

Para identificar un patrón de cambio de tendencia previamente debemos tener identificada de forma exacta la tendencia actual. Normalmente la primera señal que nos encontramos dentro de una figura de cambio de tendencia es la ruptura de una línea de tendencia importante. Cuanto mayor sea la formación de cambio de tendencia en amplitud de precios y en duración temporal más importancia tendrá su señal.

El volumen de negociación constituye otro es de los aspectos que ayudan a confirmar la validez y fortaleza de las señales que generan estos patrones.

Formaciones de cambio de tendencia

Formación de continuación de la tendencia

Las formaciones de continuación de la tendencia aparecen cuando el precio está en tendencia, e indican que existe una probabilidad arriba del promedio de que el mercado continúe en la misma dirección. Si se observa la formación de uno de estos patrones durante una tendencia, esto significa que el precio está teniendo una corrección, pero no un cambio completo de dirección. De esta manera, los patrones de continuación indican que es probable que ocurra un nuevo movimiento en la misma dirección de la tendencia dominante del mercado.

Suelen aparecer durante las tendencias alcistas o bajistas y representan detenciones temporales de los precios o estancamientos en zonas laterales que finalizan con la reanudación de la tendencia previa a la formación. Las formaciones chartistas de continuación más conocidas y usadas son las siguientes:

Formaciones de continuación de la tendencia

Formaciones neutrales

Estas son formaciones gráficas de precios que pueden originar un fuerte movimiento alcista o bajista, pero a diferencia de los tipos de patrones anteriores, la dirección del nuevo movimiento usualmente es difícil de pronosticar. Las formaciones chartistas neutras pueden aparecer durante tendencias o períodos sin tendencia. Puede parecer que las formaciones de precios neutrales tienen poco valor, ya que no podemos saber la dirección probable que tendrá el movimiento originado a partir de la formación..

Pero en realidad, detectar un patrón gráfico neutral sigue siendo bastante valioso, ya que aún es posible operar con el próximo movimiento. Cuando el precio confirma una formación de precios neutral mediante un movimiento de ruptura del patrón, se puede abrir una posición en la dirección de la ruptura.

 Las formaciones de este tipo más populares y usadas son las siguientes:

Otras formaciones chartistas

Patrones armónicos de precios

 Un tipo de formación de precios menos conocido pero que cada vez obtiene más adeptos entre los operadores de distintos mercados financieros es el de los patrones armónicos de precios, cuya popularidad ha ido creciendo gracias a su fiabilidad demostrada a través del tiempo. Estas formaciones de precios se han ido incorporando poco a poco a las herramientas de análisis del mercado más difundidas, aunque no son tan utilizadas como los patrones de precios clásicos descritos anteriormente.
Normalmente los patrones armónicos no se incluyen dentro del grupo de formaciones chartistas clásicas, ya que son menos conocidos y su uso se ha extendido apenas desde hace unos pocos años, a diferencia de los patrones gráficos descritos anteriormente, que se han usado ampliamente desde hace décadas. Además, los principios para identificar y operar con estas formaciones de precios son distintos y pueden ser más complejos. Sin embargo, los incluimos dentro de las formaciones chartistas ya que también son patrones gráficos de precios de alta fiabilidad que permiten predecir cambios en la dirección de la tendencia, junto con niveles de precios precisos para la toma de ganancias y para colocar los stops de pérdidas.

La teoría primaria detrás de los patrones armónicos consiste en movimientos del precio a través del tiempo que se adhieren a las relaciones de Fibonacci y su simetría en los mercados. El análisis de las relaciones de Fibonacci funciona bien con cualquier mercado y con cualquier marco de tiempo. La idea básica de usar estas relaciones es identificar puntos clave de cambio en la dirección del precio, retrocesos y extensiones, junto con una serie de puntos máximos y mínimos de oscilación. Las proyecciones derivadas y los retrocesos que utilizan estos puntos de oscilación (altos y bajos) proporcionan niveles clave de precios que pueden emplearse como objetivos de toma de beneficios y cómo stops de pérdidas.

Los patrones armónicos definen estructuras de patrones geométricos (movimientos/oscilaciones de retroceso y proyección) usando secuencias de Fibonacci. Estas estructuras armónicas identificadas como patrones armónicos específicos proporcionan oportunidades únicas para los operadores con movimientos de precios potenciales y puntos clave de inversión o cambio de tendencia.

Los principales patrones armónicos son los siguientes:

Ejemplo de operaciones con formaciones chartistas

Ahora que les presentamos las formaciones de precios más importantes para operar con la acción del precio, es hora de mostrar un ejemplo de estos patrones gráficos en acción. Veamos la siguiente imagen:

Operaciones con formaciones chartistas

Operaciones con patrones gráficos de precios

Este es un gráfico diario del par de divisas EUR/USD. El análisis de este gráfico muestra 7 formaciones chartistas válidas. Las líneas verdes muestran dónde podríamos abrir nuestras posiciones. Las líneas rojas muestran dónde se deben colocar los stop loss.

Primero, comenzamos con una formación de doble bajo. La línea verde es la línea de señal de esta formación y en el momento en que el precio atraviesa esta línea al alza abrimos una posición de compra. La línea roja marca el stop loss, que está aproximadamente en el medio de la formación. El precio del EUR/USD aumenta más de 150 pips en 5 días.

El aumento del precio se convierte en una formación de cuña ascendente después. Dado que este patrón se forma después de un aumento del precio, tiene un carácter de inversión. El nivel inferior de la cuña es atravesado por el precio en dirección bajista, y esta es la señal potencial para la apertura de una operación de venta en el EUR/USD. La posición  puede cerrarse después de dos días cuando el precio cayó una cantidad de pips igual al tamaño de la formación. La ganancia para esta operación habría sido de 180 pips.

Posteriormente, el precio comienza un nuevo movimiento alcista que lleva a la formación de un triángulo simétrico. Aquí podemos ver como los lados son aproximadamente del mismo tamaño y presentan el mismo ángulo. Como el triángulo simétrico tiene un carácter neutral, esperamos una ruptura en cualquier dirección. Y esta ruptura se produce en dirección bajista. Por lo tanto, se podría haber abierto una posición de venta en el EUR/USD con un stop loss justo por encima del patrón. En el mismo día, el precio sube una cantidad de pips igual al tamaño del triángulo simétrico, es decir 137 pips.

La caída del precio después del triángulo simétrico nos lleva a la formación del primer mínimo de un patrón de doble bajo. Una vez que se forma el segundo mínimo del patrón, se coloca la línea de señal justo encima del máximo que se formó entre los dos mínimos. Finalmente, el precio rompe la línea de señal y se confirma la apertura de una posición de compra. Se coloca el stop loss en el medio de la figura. En este caso particular, el precio subió una cantidad de pips igual al doble de la altura de la formación.

Poco después, el precio comienza a consolidarse. Puede observarse cómo la consolidación se asemeja a un rectángulo. Y en efecto el precio ha formado un patrón rectángulo alcista. A continuación el precio rompe el nivel superior del rectángulo y se produce una señal de compra en el par EUR/USD. Esta posición larga puede mantenerse abierta por más tiempo de lo que indica la teoría para el patrón rectángulo, ya que no se forman candelas con un fuerte comportamiento bajista después de que el precio alcanza un nivel equivalente a la altura de la formación, es decir que se mantiene el impulso alcista. Poco después, el impulso alcista del precio comienza a disminuir y empieza a manifestarse un comportamiento más bajista del mercado. Además, se forma una candela Doji que tiene un carácter de reversión potencial.

De repente, el precio finalmente comienza a caer. Si vemos con cuidado las líneas negras en la imagen de arriba, podemos notar que la última formación doble bajo seguida del rectángulo alcista crean un hombro y una cabeza. La siguiente caída del precio crea un segundo hombro después. En conjunto, estos movimientos del precio crean una formación Hombro-Cabeza-Hombro. Para confirmar la señal del patrón, es necesario que el precio rompa y cierre más allá de la línea de cuello de la formación. Para esto, conectamos los dos mínimos que crean la cabeza del patrón y obtenemos la  línea de cuello. En este ejemplo, tenemos la oportunidad de abrir una posición de venta en el EUR/USD justo después de que el precio rompe la línea de cuello a la baja. Después de abrir la posición corta, se puede colocar un stop loss justo encima del último hombro de la figura como se muestra en la imagen. La posición puede mantenerse abierta hasta que el precio caiga una cantidad de pips igual a la altura de la formación.

Finalmente aparece una formación de cuña correctiva ascendente. En este caso, ya depende del operador si decide cerrar la posición abierta con el patrón Hombro-Cabeza-Hombro y luego abrir otra posición de venta para aprovechar la señal bajista de la cuña ascendente. La otra opción es mantener la posición de venta original abierta y esperar a que se complete la formación de cuña ascendente para abrir otra posición short. En ambos casos, se habrían obtenido ganancias sólidas a partir del patrón Hombro-Cabeza-Hombro.

Conclusiones

  • Las formaciones chartistas son patrones de precios ampliamente usados en análisis técnico que nos dan señales sobre eventuales movimientos de precios.
  • Las formaciones de precios se clasifican en tres tipos:
    • Formaciones de continuación de la tendencia
    • Formaciones de inversión de la tendencia
    • Formaciones neutrales
  • Algunas de las formaciones de continuación de la tendencia más importantes son:
    • Banderines
    • Rectángulos
    • Cuñas
  • Algunas de las formaciones de inversión de la tendencia más importantes son:
    • Doble Alto/Doble Bajo
    • Triple Alto/Triple Bajo
    • Hombro-Cabeza-Hombro/Hombro-Cabeza-Hombro Invertido
    • Suelo Redondeado/Suelo Redondeado Invertido
    • Cuñas de inversión
  • Uno de los patrones gráficos neutros más populares es el triángulo simétrico.
  • Todas estas formaciones chartistas tienen la tendencia a generar un movimiento de precios igual al tamaño de la formación misma. Esto se conoce como el potencial de movimiento del precio medido.